“SINERGIA MÁS ALLÁ DE LOS LÍMITES,

ACELERANDO LA INNOVACIÓN”

Líneas de distribución:

 

Terumo Transradial Intervention Solutions

Técnica Transradial

Terumo Group Website

Generalidades

Antes del procedimiento

Técnica de punción

Después del procedimiento

  •  

    • Ventajas
    • Se asocia con menores complicaciones vasculares o de sangrado que el acceso transfemoral, gracias a la facilidad de compresión de la arteria radial1-3
    • Reducción de la estancia hospitalaria4
    • Menor tasa de complicaciones, como sangrado, en el sitio de acceso1,4
    • Algunos estudios la asocian con menores tasas de mortalidad  a 2 años frente al acceso transfemoral2
    • Reducción en la necesidad de cirugía vascular o transfusiones de sangre, frente al acceso transfemoral2
    • Mejoría en la calidad de vida de los pacientes3
    • Deambulación temprana3
    • La arteria radial tiene circulación colateral, por lo tanto, la mano continúa recibiendo  perfusión de la arteria cubital durante el procedimiento. El hecho de que esta arteria sea superficial, facilita igualmente la punción y compresión.

     

    • Desventajas

     

    • Reacciones vasovagales5
    • Riesgo de vasoespasmo5
    • Su seguridad depende de las relaciones anatómicas con las estructuras a su alrededor;6 sin embargo, generalmente no hay nervios o venas principales cerca a la arteria3
    • Requiere técnicas especiales y una mayor curva de aprendizaje3,5
    • No brinda la posibilidad de usar otros dispositivos, como un marcapasos temporal o intervenciones que requieran catéteres de 8 Fr de diámetro3
    • El diámetro del catéter está relacionado con la incidencia de espasmos radiales: son 50% menos comunes con catéteres de 4 o 5 Fr que con catéteres de 6 Fr de diámetro5

     

    • ¿Quiénes pueden beneficiarse?

     

    • Personas con enfermedad vascular periférica (la indicación más común para este procedimiento)5
    • Pacientes obesos5
    • Pacientes bajo anticoagulación terapéutica5
    • Pacientes con artritis, ortopnea o problemas en la columna5
    • Las diferentes instituciones, entre ellas los hospitales, pues gracias a los beneficios que brinda la técnica, los costos se ven reducidos.

     

    Todos estos pacientes presentarían mayores riesgos, e incluso contraindicaciones si en ellos se utilizara la técnica transfemoral5

     

     

  •  

    • Criterios de precaución para pacientes

     

    • Test de Allen anormal7
    • Historia de cirugía de bypass coronario7,8
    • Insuficiencia renal crónica7
    • Arteriopatía periférica7
    • Uso de marcapasos7
    • Fístula arteriovenosa7
    • Aneurisma abdominal7
    • Pacientes mayores de 70 años8

     

    • Preparación del paciente

     

    • Llevar a cabo un test de Allen (este no es obligatorio) que consiste en la simultánea oclusión de las arterias radial u ulnar mientras el paciente aprieta el puño, después el paciente abre su mano y la arteria ulnar es liberada. En la literatura se recomienda esperar no más de 15 segundos a que la mano regrese a su color original7,9
    • El régimen de anticoagulación recomendado es de 50U/g o 5000-10000 unidades de heparina no fraccionada intravenosa o intraarterial en pacientes sin contraindicaciones8,1
    • En pacientes con trombocitopenia inducida por heparina con o sin trombosis, se recomienda un bolo de 0,75 mg/kg de bivalirudina intravenosa10

 

  • Punción y Acceso

Se extiende el brazo con la mano supinada y la muñeca superextendida en una toalla estéril enrollada11

 

Anestesia local en la piel con 1 cm3 de lidocaína al 1% de manera subcutánea11

 

Para la punción es útil utilizar ambas manos para así con una de ellas sentir mejor la arteria11

 

Se puede acceder a la arteria mediante técnica de micropunción o mediante la técnica de Seldinger (catéter sobre la aguja)11

 

Se recomienda hacer este acceso de manera proximal al pliegue de la muñeca, ya que el acceso distal, aunque es más superficial, puede causar tortuosidad11

 

  • Compresión radial / Hemostasis11

Las metas de este proceso son utilizar la menor presión necesaria para lograr una compresión hemostática estable, al mismo tiempo que se mantiene la patencia de la arteria radial. La técnica es la siguiente:

 

1. Drene el contenido de la arteria radial sacando unos 3 a 5 ml de sangre.

 

2. Aplique el dispositivo de compresión hemostática a unos 2-3 mm de el sitio de entrada y asegúrelo o ínflelo. Luego, remueva la vaina de punción.

 

3. Disminuya la presión del dispositivo de compresión hasta que haya un sangrado pulsátil leve en el sitio de entrada. Luego de 2 o 3 ciclos de sangrado reasegure el dispositivo para eliminar el sangrado pulsátil. En este momento ya se ha alcanzado la menor presión necesaria para mantener la hemostasis.

 

4. Se debe monitorear el estado de la patencia de la arteria radial utilizando el test de Barbeau. La ausencia de ondas en el pletismógrafo indicará una interrupción del flujo de la arteria radial.

 

5. Es necesario hacer una evaluación periódica de la patencia de la arteria para prevenir una posterior interrupción del flujo. Algunos protocolos sugieren hacer esta evaluación cada 15 minutos.

 

6. Disminuya gradualmente la presión después de 2 horas de compresión hemostática, hasta que esta sea cero. Nunca aplique esta compresión por un periodo mayor a 2 horas.

 

 

  •  

    • Posibles complicaciones derivadas

    Las complicaciones más comunes de la técnica de cateterismo transradial son: la oclusión y espasmo de la arteria radial, la aparición de hematomas, el síndrome compartimental, la disección o perforación de la arteria y la falla del procedimiento8

     

    Casi todos los casos de oclusión de la arteria radial son asintomáticos; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar cuadros isquémicos en la mano10

    La oclusión arterial radial persistente obliga a repetir el procedimiento en la arteria radial ipsilateral o complica la angioplastia de la arteria radial ocluída10

     

    • Cuidados inmediatos

    Se recomienda a los pacientes:

     

    No conducir, hacer movimientos repetitivos (teclear, coser, doblar ropa) durante las siguientes 24 horas11

     

    No levantar pesos mayores a 2 kg durante los siguientes 3 días11

     

    No tener relaciones sexuales durante los siguientes 3 días11

     

    No sumergir la mano en agua o nadar durante las siguientes 24 horas11

    Contraste de implicaciones con la intervención transfemoral

     

    Deambulación mucho más tardía en comparación con la técnica transradial12

     

    Inmovilización12

     

    Consecuente dolor de espalda12

     

    Molestia urinaria, incluyendo retención urinaria y dificultades con la evacuación en posición  de recostado12

     

    También se registran índices de ansiedad y enfado causado por la falta de comodidad con el tratamiento.

     

    Posible hematoma12

     

    • Referencias

    1. Natsuaki M, Morimoto T, Furukawa Y, Nakagawa Y, Kadota K, Iwabuchi M, et al. Comparison of 3-year clinical outcomes after transradial versus transfemoral

        percutaneous coronary intervention. Cardiovasc Interv Ther. 2012 May;27(2):84-92.

    2. Valgimigli M, Saia F, Guastaroba P, Menozzi A, Magnavacchi P, Santarelli A,et al. Transradial versus transfemoral intervention for acute myocardial infarction: a

        propensity score-adjusted and -matched analysis from the REAL (REgistro regionale AngiopLastiche dell'Emilia-Romagna) multicenter registry. JACC

        Cardiovasc Interv. 2012 Jan;5(1):23-35.

    3. Agostoni P, Biondi-Zoccai GG, de Benedictis ML, Rigattieri S, Turri M, Anselmi

        M, et al. Radial versus femoral approach for percutaneous coronary diagnostic and interventional procedures; Systematic overview and meta-analysis of

       randomized trials. J Am Coll Cardiol. 2004 Jul 21;44(2):349-56.

    4. Jabara R, Gadesam R, Pendyala L, Chronos N, Crisco LV, King SB, et al. Ambulatory discharge after transradial coronary intervention: Preliminary US single-

       center experience (Same-day TransRadial Intervention and Discharge Evaluation, the STRIDE Study). Am Heart J. 2008 Dec;156(6):1141-6.

    5. Hildick-Smith DJ, Walsh JT, Lowe MD, Shapiro LM, Petch MC. Transradial coronary angiography in patients with contraindications to the femoral approach: an

       analysis of 500 cases. Catheter Cardiovasc Interv. 2004 Jan;61(1):60-6.

    6. Kiemeneij F, Laarman GJ, Odekerken D, Slagboom T, van der Wieken R. A randomized comparison of percutaneous transluminal coronary angioplasty by the

       radial, brachial and femoral approaches: the access study. J Am Coll Cardiol. 1997 May;29(6):1269-75.

    7. Brueck M, Bandorski D, Kramer W, Wieczorek M, Höltgen R, Tillmanns H. A randomized comparison of transradial versus transfemoral approach for coronary

        angiography and angioplasty. JACC Cardiovasc Interv. 2009 Nov;2(11):1047-54.

    8. Schueler A, Black SR, Shay N. Management of transradial access for coronary angiography. J Cardiovasc Nurs. 2013 Sep-Oct;28(5):468-72.

    9. WHO Guidelines on Drawing Blood: Best Practices in Phlebotomy.Geneva: World Health Organization; 2010.

    10. Rao SV, Tremmel JA, Gilchrist IC, Shah PB, Gulati R, Shroff AR, et al. Best practices for transradial angiography and

       intervention: a consensus statement from the society for cardiovascular angiography and intervention's transradial working group. Catheter Cardiovasc Interv.

       2014 Feb;83(2):228-36.

    11. Cohen HA. Transradial Access: Techniques for Diagnostic Angiography and Percutaneous Intervention. 1 edition. Cardiotext Publishing; 2013. 240 p.

    12. Dal Molin A, Faggiano F, Bertoncini F, Buratti G, Busca E, Casarotto R. Bed rest for preventing complications after transfemoral cardiac catheterisation: a

       protocol of systematic review and network meta-analysis. Syst Rev. 2015 Apr 15;4:47.

 

 

TERUMO COLOMBIA ANDINA S.A.S.Calle 103 No. 14ª - 53 Oficina 307

Bogotá D.C - Colombia.  Teléfono (57 - 1) 2568400 / 2568405 contactenos@terumocolombia.com